lunes, 25 de septiembre de 2017

S/T


6 comentarios:

Daniel Rodriguez dijo...

fotografiar con un estricto mínimo de luz, para que la sombra sólo sea lo desconocido donde La Luz se revela, para que fotografiar sea la decidida voluntad de revelar La Luz...
Como si fotografiar fuera el trabajo de una revelación sin fin.

José Ramón dijo...

Preciosa

Laura Rivera dijo...

Sí, Dano! Qué buena reflexión! Me encantaron tus palabras! Un beso!

Laura Rivera dijo...

Muchas gracias, José!! Un abrazo!

Enrique Chapín dijo...

Aún en la penumbra la flor brilla con luz propia.

Pura delicadeza, Laura.

Un abrazo.

Laura Rivera dijo...

Gracias, Enrique!! Un abrazo!